¿Que debe contener mi aplicación para ser exitosa? [5 puntos a considerar]

A veces solemos preguntarnos ¿Que debe contener mi aplicación? durante el proceso de desarrollo del software, debemos de estar siempre conscientes de la necesidad que estamos tratando de resolver para los usuarios de esta. Sin embargo además de esto, nuestra aplicación también debe de satisfacer ciertas necesidades para si misma.

El siguiente modelo NO es oficial, sino una propuesta de lo mínimo que debe contener y se debe tomar en cuenta al momento de lanzar la primera iteración de nuestra aplicación al mercado.

Largo plazo:

Una aplicación de largo plazo presenta cambios generalmente sólo durante la etapa de desarrollo. Se considera una aplicación de largo plazo aquella que se pretende usar por largos lapsos de tiempo sin que se requieran hacer tantos cambios. Este tipo de aplicaciones suelen estar más enfocadas para corporativos y cada una de sus funciones y recursos pueden llegar a ser críticos para la operación de la empresa, y es por eso que se debe poner mucha atención durante el proceso de desarrollo.

Corto plazo:

Una aplicación de corto plazo presenta cambios durante la etapa de desarrollo y después de ser lanzada. Se modifica constantemente y probablemente entre a un ciclo de iteraciones en el cual termine siendo algo completamente distinto a lo que se tenía en mente, ya que la percepción de las necesidades de nuestros clientes pueden cambiar constantemente. Este tipo de aplicaciones son las que normalmente podemos encontrar en las startups.

Integración:

La integración se refiere a cómo se conecta o comunica con otras aplicaciones, las aplicaciones corporativas suelen conectarse a un sistema más grande, comúnmente un ERP, sin embargo esto sólo ayuda en la toma de decisiones y no es una parte crítica para que el proceso de negocio funcione.

Diseño:

El diseño es la parte estética de la aplicación, se refiere a los colores y disposición de los elementos dentro de la aplicación.

UX (Experiencia de usuario):

Se refiere a todas las partes practicas y experienciales de la interacción humana-maquina, abarca el diseño de las interacciones, la arquitectura de la información, la usabilidad y la estrategia de contenido. Cada una de estas partes tiene que encajar y ser natural para el usuario para evitar su frustración al momento que usa la aplicación.

Características:

Las características son funciones adicionales que puede llegar a contener nuestra aplicación, como opciones para compartir, para trabajar de manera colaborativa, customizaciones, preferencias, etc.

Seguridad:

La seguridad es fundamental, en especial si nos referimos a aplicaciones corporativas, debemos asegurarnos que cada recurso sea únicamente accesible por la persona indicada. Considero que este punto encima de la experiencia de usuario, debido que de otra forma, no existiría la autenticación, por ejemplo, cualquier usuario podría tener acceso a cualquier recurso y esto sería una mejor experiencia de usuario, pero por supuesto esto pone en riesgo la información de la empresa.

En el caso de las aplicaciones para el usuario, también es importante la seguridad, pero usualmente no se llega a percibir tanto el valor, y una brecha de seguridad puede llegar a afectar al usuario pero no es tan crítico como para una empresa.

Funcionalidad:

La aplicación debe funcionar justo como se anuncia, asegurándonos que cumple con las necesidades del usuario. Yo sé que este último punto suena un tanto obvio, pero en la industria he encontrado muchos ejemplos de aplicaciones que pierden su enfoque y ponen su prioridad en cosas que no forman una prioridad para nuestros usuarios.

¿Quieres saber cómo te podemos ayudar?

Inscribete a nuestra Masterclass "DEL CAOS AL CRECIMIENTO" para que conozcas las estrategias que usamos para llevar a personas como tu a lograr resultados extraordinarios en el crecimiento de sus empresas

Otros artículos que te pueden interesar