Categoría: Negocios | Tecnología
Fecha: 24 marzo, 2016

Crear las mejores aplicaciones con DX [Developer Experience]

Si queremos crear las mejores aplicaciones, actualmente podemos encontrar muchos artículos e información relacionada con la UX (User Experience) o experiencia de usuario, la cual menciono en mi artículo anterior, esta experiencia consiste en todas las interacciones que puede tener un usuario con nuestra aplicación, desde que la descarga hasta que la cierra, se debe procurar que resulte intuitivo y fácil para el usuario navegar en la aplicación y realizar las funciones que éste necesite.

La plataforma que desarrollemos debe tener una función específica para poder satisfacer mejor las necesidades para las que fue diseñada, sin embargo es muy probable que esta termine generando información valiosa para distintos propósitos y a su vez la información que requerimos puede estar ya especificada en otras plataformas. Para poder realizar una comunicación entre nuestra plataforma y otras es necesario el uso de herramientas llamadas API’s.

Las api’s definen qué información del usuario se comparte con otras plataforma y son útiles ya que a partir de ellas, otros desarrolladores pueden crear distintas aplicaciones que complementen o expandan la funcionalidad que deseamos ofrecer. Si queremos que sea atractivo para los desarrolladores implementar nuestra API es necesario considerar la DX.

La DX (Developer) es muy similar a la UX, sólo que esta hace referencia específicamente a los desarrolladores que tratan de integrar nuestro servicio con el suyo por medio de API’s.
Estos son algunos puntos que debes de considerar para obtener una mejor DX:

Documentación

 

– El punto más importante es tener toda nuestra plataforma bien documentada, asegurarse que todas las funciones sigan vigentes, por lo cual es recomendable implementar unit tests, y de ser necesario versionar nuestra api, para que las aplicaciones más antiguas puedan seguirse beneficiando de nuestra información.

Crear un SDK o conjunto de librerías de manera oficial

 

– No basta sólo con escribir funciones sobre las llamadas a nuestra api, si nosotros ya disponemos de una definición clara de nuestros objetos los tipos y los formatos que utiliza nuestra aplicación, otros desarrolladores bien pueden beneficiarse de estas definiciones y se vuelve más relevante si éstos se encuentran escritos en un lenguaje de programación que ya manejan.
– También es recomendable crear un repositorio de código abierto para facilitar su mantenimiento, ya que la misma comunidad puede corregir y probar en caso de que hubieran errores.

 

Usar estándares de la industria como REST

– Podríamos escribir nuestras apis de cualquier manera, aunque usualmente caemos en el error de escribir nuestras apis de la misma forma que los usuarios navegan nuestro sitio haciendo uso de queris muy largas en nuestras urls que terminan siendo ilegibles para un desarrollador. REST ha sido adoptado como el estándar para compensar este problema, de tal manera que los desarrolladores más experimentados esperan que nuestra api reaccione de cierta manera cuando se le presentan las distintas peticiones.

 

Usar ejemplos en los lenguajes más populares

– Lo primero que queremos hacer al aprender a usar una nueva api es poder correr alguna prueba, lo que resulta más sencillo si nosotros ofrecemos dichos ejemplos, y además en lenguajes que es probable que resulten ser los usados por nuestros usuarios, también hay que procurar que estos sean vigentes y funcionales. Una buena estrategia para ello es incluirlos en un repositorio de código abierto como el SDK donde la misma comunidad puede exponerlos, corregirlos y desarrollarlos.

Fácil de Entender y de usar

– Esto va directamente de la mano de la documentación, también los nombres de las funciones y módulos deben de ser fáciles de entender y representar los objetos que se desean mostrar.

Fácil de probar

– Uno de los ejemplos más claros para este punto es la herramienta de facebook Graph API Explorer que te permite mandar peticiones a la api desde el mismo portal, lo cual te permite ver la información tal cual se te será enviada y los permisos necesarios para accederla, además de la posibilidad de explorar otras funciones que pudieras implementar.

Fácil de conseguir ayuda

– Esta es otra de las razones por las que es recomendable tener un proyecto de código abierto, donde se puedan enviar los problemas que pudieran presentarse y que la misma comunidad pueda apoyarse unos a otros, también es posible incluir links a plataformas como foros y estar al pendiente de las preguntas relacionadas en stackoverflow

[cta id=»1906″ align=»none»]

¿Quieres saber cómo te podemos ayudar?

Toma nuestro diagnóstico gratuito para que conozcas las ineficiencias que existen en tu negocio que están impidiendo que logres el crecimiento que quieres. Diagnóstico gratuito hecho con inteligencia artificial que te dará un puntaje de eficiencia del 1 al 10 y consejos accionables para que mejores tus principales areas de oportunidad.

Otros artículos que te pueden interesar